El dolor es temporal, darse por vencido es para siempre

Ella siempre es una mujer, puede matar con una sonrisa, puede lastimar con sus ojos .Ella puede arruinar tu fe con sus casuales mentiras y solo revela lo que quiere que veas. Se esconde como una niña muchas veces pero ella es siempre una mujer.

Ella puede guiarte al amor tomarte o dejarte, pedirá la verdad pero nunca te creerá y tomará todo lo que le des mientras no sea a cambio de nada.Puede cuidarse por si misma, puede esperar si quiere ,está adelantada a su tiempo ; nunca se rinde ni nunca cede solo cambia de parecer y te prometerá mas que el jardín del Eden y luego intencionalmente, te cortará y reirá mientras sangras.Pero ella resalta lo mejor y lo peor de ti ,pone toda la culpa en ella, porque ella es siempre una mujer.

Ella es frecuentemente bondadosa, y de repente cruel , ella hace lo que le plazca, y nadie hace lo que le plazca con ella ,pero no puede ser castigada, se ganó su lugar y lo que mas hará es lanzar sombras hacia ti , pero ella es siempre una mujer.

No todo el que sonrie es feliz !

lunes, 22 de noviembre de 2010

Detenidos un momento
Para transitar algunos dolores, para poder abrirnos a ellos hay que animarse a perdonar.
Perdonar es soltar la culpa, dejarla ir. La culpa es un ancla que nos detiene.
Al perdonar, al soltar la culpa, nos soltamos nosotros. Nos permitimos avanzar.
Castigarnos una y otra vez por algo que no podemos cambiar nos detiene en el tiempo.
Hay que salirse de la huella, de esos pasos que nos llevan una y otra vez al mismo camino.
Perdonar, perdonarse, es crecer.
Hay que animarse a avanzar, a no repetir las mismas respuestas a los mismos problemas.
Nos cuesta perdonarnos y eso nos destina a quedarnos congelados en el error que cometimos. No perdonarnos es nuestra forma de castigarnos.
Perdonar es más que perdonar a otro, es entender que no somos culpables de las impotencias de los otros.
Cuando repetimos aquello que nos hace mal en realidad es nuestro interno por repararlo. Es un intento porque aquello que fue no sea.
Cuando volvemos al mismo sentimiento buscamos la chance de cambiar lo que pasó. Un imposible.
Perdonarse es soltar la culpa de existir.
Hay deseos muertos, que nos atan, nos detienen en el camino. Están los otros, los que nos empujan, los que nos abren el camino.
Los deseos muertos quieren cambiar lo que no se puede cambiar. Nos hacen mirar atrás, niegan el perdón y la posibilidad de perdonar.
Perdonar es dejar en el pasado lo que es el pasado. Es acomodar ese trauma en donde corresponde. Es reconstruir desde las ruinas. Es cerrar esa puerta. Es dejar que el tren avance. Es volver a jugar el partido. Es afirmar la propia identidad. Es animarse a ser otro. Es superar nuestros miedos. Es enfrentar nuestros miedos. Es luchar contra nuestros demonios. Es reencontrarse con uno mismo.
Perdonar y perdonarse es soltar eso que nos tiene detenidos en el tiempo, y al fin poder avanzar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Una mala jugada, puede hacer que pierdas la partida

Desde donde estas mirando mi blog :D

Me tuviste taaaaaaan taaaaaan tuya/o y me dejaste ir !'s Fan Box

La suerte es la excusa de los fracasados

La suerte es la excusa de los fracasados

Ultimas vicitas a mi blog

¿Porque repetimos lo que nos hace mal?